Especulando sobre la pequeña y la gran escala, la economía y la esclavitud


¿Puede un emprendimiento ser sustentable más allá de la pequeña o mediana escala? Porque, perdónenme, pero ni Cheeky ni ninguna de las 106 grandes marcas denunciadas por la Alameda son sustentables. Awada podrá nadar en los excedentes de sus empresas, pero si la parte más importante de la cadena productiva (nada más y nada menos que la factura de la ropa) está en manos de esclavos, algo en las cuentas está mal.

taller-clausurado_chica

Mis especulaciones en este texto se basan en la impunidad que me da no saber nada de economía, y la tranquilidad que me da hablar y opinar igual, luego de haber comprobado que quienes sí saben o dicen saber nos han hundido muchas veces en las más profundas de las miserias no sólo económicas, por supuesto.

Así que, con ese autopermiso, continúo. Como la mayoría, trabajo mucho. Como muchos, casi no me tomo descanso. Los números no cierran nunca (será porque no sé de economía…) pero no pierdo las esperanzas. Una de las tantas cosas que hago, la que más me gusta, es joyas. Algunas más vendibles que otras. No me he dedicado nunca sistemáticamente a la producción pensada para la venta, esa es la verdad. Pero sí he pensado en hacerlo. He tratado de planificarlo. Conozco muchos colegas que sí lo hacen, de distintas maneras: algunos en soledad en su taller, con las herramientas que fueron comprando con esfuerzo a lo largo de muchos años, otros tercerizando una parte de la producción, como moldes, o fundiciones. Algunos basan su trabajo en el metal, otros han incorporado materiales más económicos. Hay quienes empezaron a utilizar diseño por computadora, 2D o 3D, hay quienes profundizaron sus conocimientos de diseño y con un trabajo previo importante, largo, intensivo, lanzaron marcas de joyería que luego han conseguido vender con mayor o menor fortuna. A muchos les ha ido muy bien.

Lo que no vi nunca, es que manejen sus emprendimientos sentados en una oficina mientras otros hacen sus piezas desde el principio hasta el fin. No los vi nunca compelidos a cumplir con un exceso de demanda recurriendo a las manos malpagas de desconocidos.

Tampoco vi que se volvieran ricos. Sí pude observar con alegría que después de mucho esfuerzo, inversión de tiempo y dinero, paciencia y trabajo, las cosas se encaminaban a convertir eso que tanto aman en emprendimientos sustentables.

Ahora empiezan mis especulaciones. ¿Puede un emprendimiento ser sustentable más allá de la pequeña o mediana escala? Porque, perdónenme, pero ni Cheeky ni ninguna de las 106 grandes marcas denunciadas por la Alameda son sustentables. Awada podrá nadar en los excedentes de sus empresas, pero si la parte más importante de la cadena productiva (nada más y nada menos que la factura de la ropa) está en manos de esclavos, algo en las cuentas está mal. Una elegante prenda de cualquiera de esas marcas cuesta mucha plata. Si cada uno de los obreros -evidentemente calificados, habida cuenta de la calidad de la ropa- le pagaran lo que corresponde, en blanco, trabajaran una cantidad legal de horas y sin poner en riesgo su vida y la de sus hijos, sólo quedan dos posibilidades: o los precios se harían definitivamente impagables, o las marcas reducirían su margen de ganancia, probablemente, a nada. O a muy poco. O a algo razonable. Probablemente a algo parecido a lo que los colegas que conozco que aman lo que hacen, que están en cada paso de su producto y que manejan su negocio con dignidad y decencia, obtienen en sus emprendimientos.

Tal vez se debiera dejar la gran escala para otro tipo de temas, como el petróleo, el gas… Tal vez ni siquiera en la producción agrícola debiera haber gran escala, de ese modo se evitarían problemas como la trata de personas y el trabajo infantil. Tal vez la explotación es una condición implicita en los grandes negocios privados de bienes de consumo. También, tal vez me equivoco. Pero como no sé nada de economía…

La injusticia inmanente en la desigualdad por definición, tiene un correlato contante y sonante en cómo esa desigualdad se produce y reproduce. Los ricos no son ricos por designio divino y porque son trabajadores, y tampoco los pobres son pobres por designio divino y porque son vagos. Los ricos son ricos y los pobres son pobres porque en el medio hay injusticia contante y sonante, real y abyecta, tangible y evitable. Ya sé, no estoy descubriendo la pólvora. Pero vale igual.

Hace mucho tiempo que dejé de comprar marcas de ropa, o porque no podía pagarlas, o porque no estaba dispuesta a pagar más de lo que consideraba razonable. Desde hace menos tiempo, tengo además otra razón para no hacerlo: no quiero ser cómplice de la esclavización, de la reducción a servidumbre ni de la muerte evitable de ninguna persona. Como circula por ahí para Navidad (época en que el consumismo lanza en masa a malgastar el dinero que tanto cuesta ganar para llenar las arcas de los que no lo necesitan), mejor compremos a pequeñas empresas, a la vecina que vende por internet, el artesano, a la amiga que tiene una tienda en el barrio, el pastelero que hace sus propios turrones… Y no sólo en Navidad. Hagamos que el dinero llegue a personas comunes y no a grandes multinacionales. Seamos responsables. Apoyemos la pequeña escala, la que nos da la seguridad de no estar avalando delitos de lesa humanidad. Digo.

Decidir quién decide qué es arte


Galería Thomas Cohn

La galería Thomas Cohn informa en su blog, el 1 de abril, que la SP-ARTE (Bienal de Arte de San Pablo) no aceptó por segunda vez consecutiva, que obras de arte de joyería contemporánea sean exhibidas en la feria junto a 3 esculturas de Tony Cragg y pinturas de Carlos Gorriarena, artistas que no necesitan presentación.

No sorprende. ARTEBA no difiere de SP-ARTE en este punto. Mucho se ha dicho ya sobre el poder acumulado de curadores, galeristas, intelectuales e incluso algunos artistas decidiendo qué es y qué no es arte.

Hoy, en una mañana inusual de absoluto relax en la cama, leí un libro que extraje del cuarto de mi hija mayor y que recomiendo calurosamente: “El Arte, conversaciones imaginarias con mi madre” de Juanjo Sáez, quien de manera llana y amena pone en palabras, imágenes y viñetas cuestiones que a muchos nos rondan y toma una posición con la que me identifico casi por completo. Como no puede reducirse a unas pocas palabras, no lo haré, así que quienes estén interesados lean el librito. En todo caso, dedicándome como me dedico a la difusión de la joyería de arte contemporánea, no ansío ni repelo la aceptación por parte del statu quo del arte de hoy; más bien participo, junto con muchos artistas e instituciones, de la construcción de un mundo inclusivo donde prima la comunicación sensible entre la obra, el artista y quien la disfruta, casi directamente, aprovechando los espacios que así lo entienden, las nuevas tecnologías, y la enorme voluntad comunicativa de artistas y público.

Tal vez no sea tan importante estar o no en Arte BA, o en SP- Arte. Tal vez esa credencial tenga más que ver con “pertenecer” que con el arte mismo. Como todo termina definiéndose dialécticamente, tarde o temprano nos van a buscar. Mientras tanto, sigamos construyendo antítesis.

Y la página ya está lista…


Captura de pantalla 2014-02-06 19.59.16Qué poco vengo por acá ùltimamente!
Bueno, acá estoy en noche de viento e insomnio. Y como falta un poco todavía para terminar la de webs, les muestro la página de joyería, que ya está, con taller y todo. Finalmente.

Mi página de joyería

Evaluación (a mi manera) de las elecciones de ayer


urnas-28

Primera evaluación contable de las elecciones del 27/10/2013

Emulando a contadores y demás idóneos con los números, me atrevo a hacer una evaluación contable de las elecciones que acabamos de vivir… a mi manera.

1: Haber: Me nombraron presidente de mesa. Será, seguramente, la única presidencia que ejerceré en toda mi vida. Me llamaron presidenta, y la mía era la máxima autoridad en los 25 metros cuadrados del cuarto oscuro y los tres metros lineales de la mesa de 675. Me hice la copada, fui firme, amable, condescendiente… siempre desde mi lugar de presidenta.
Hermoso.
Debe: hubo un par de protestas de votantes… les propuse que, si pensaban que podían hacerlo mejor, se postularan para la próxima. Si los elegían, podrían ocupar el sillón de Rivadavia… digo, el de la mesa 675 en las elecciones de 2015.

Saldo: presidencialmente positivo

2: Haber: Llegué temprano, tuve tiempo de organizar la mesa y el cuarto oscuro y comenzar el acto eleccionario a las 8 en punto. Terminamos a las 8 y media de la noche, una hora y media antes que en las PASO. Las fiscales fueron muy cooperantes, sin ellas las cosas se hubieran complicado bastante. Todo se sucedió en su medida y armoniosamente.
Debe: por segunda vez, me clavó el suplente. Fuimos la última mesa en terminar, ya que abrí y clasifiqué solita los 281 sobres que extraje de la urna.

Saldo: organizadamente positivo

3: Haber: Hubo dos fiscales en mi mesa, como en casi todas las mesas de la escuela: una de Nuevo Encuentro, otra de Massa (no recuerdo el nombre de su agrupación, pero me tranquiliza el hecho de que ella tampoco lo recordaba… :) ) Ambas mujeres, muy colaboradoras, y muy responsables. No pude evitar comparar su trabajo con el de los fiscales de las PASO, que eran tres, dos de ellos hombres… No les quepa duda, los hombres quedan muy mal parados.
Debe: Los fiscales generales esperaron sistemáticamente a que la cola de votantes fuera significativa, y justo ahí, pedían entrar al cuarto oscuro. Cuando no había nadie, tampoco había fiscales generales.

Saldo: Fiscalmente positivo

4: Haber: El sábado le pedí a Pepe que no me trajera sándwiches para almorzar, que no quería llenarme de hidratos de carbono, que la tensión del trabajo me cerraba el estómago y el pan se me quedaba, seco, en el diafragma y me ponía de mal humor. Entonces Pepe llegó, al mediodía, con tres paquetes de bocaditos absolutamente deliciosos, láminas de zucchino asadas envolviendo espárragos, palta, jamón, panceta asada envolviendo ciruelas secas. trocitos de brie, todo con una salsita que no sé qué tenía, exquisiteces que ahora no recuerdo. De postre, un tapper con bizcochuelo de chocolate con frutillas y crema. Compartí mis manjares con las fiscales; ellas, a su vez, con sus compañeras. Lo que sobró (porque trajo mucho) fue donado a los gendarmes, empleados del correo y directora del colegio. El placer de incorporar al cuerpo semejantes manjares en momentos en que, normalmente, te olvidás de que el cuerpo y el alma necesitan buen combustible, es impagable. Conclusión: con un poco de onda, la comida de las elecciones no tiene por qué ser horrible. Conclusión 2: comiendo rico sos más feliz.
Debe: Limpiar la cocina el lunes a la mañana me tomó una hora y tres cuartos.

Saldo: culinariamente positivo

5: Haber: En general, los votantes son simpáticos. En general tienen claro que los que estamos ahí trabajamos para todos. Algunos nos compadecen y creen que nos apoyan dando sus condolencias, pero otros viven las elecciones como la fiesta democrática que es. Uno de ellos, que ya había venido en las PASO con toda su familia, volvió luego de votar y nos trajo barritas de cereal y y chocolates para las tres. Otro recordaba que era joyera (habíamos conversado del tema en las PASO). Otro nos vino a decir a las tres cuarentonas que éramos la mesa más linda de la escuela (a nuestra edad, se agradece). Vinieron muchos jóvenes y muchos ancianos. Vinieron muchos niños acompañando a sus padres y madres. Votó casi todo el padrón (descontando fallecidos y votos optativos). Todos los votos fueron válidos (sólo hubo uno nulo, evidentemente un error del votante al momento de cortar boleta).
Debe: nunca falta el ortiva, el machista, el impaciente, mínimas excepciones que no dan ni para contarlas.

Saldo: democráticamente positivo

 

6: Haber: Si comparamos los votos que recibió la izquierda en todo el país (aquí incluyo un amplio espectro de manifestaciones con diferencias sutiles y sustanciales) con los votos que recibió la derecha en todo el país (aquí incluyo a los evidentes y a quienes se niegan a salir del clóset), gana, definitivamente, la izquierda.
Debe: Capital y Gran Buenos Aires, incluida mi mesa, parecen no tener remedio.

Saldo: ideológicamente positivo

¿Qué puedo decir? Si me toca en 2015 ser parte de esta fiesta nuevamente como presidenta o suplente, ahí estaré. Y que se repita, y se repita, y se repita.

Y llega!!! Muestra de Joyeros Argentinos


TIEMPO: MUESTRA DE JOYERIA CONTEMPORANEA DE JOYEROS ARGENTINOS

LUGAR: Galería Arte y Parte, Chile 427, San Telmo, CABA.
CUANDO: desde el 8 al 26 de Septiembre
INAUGURACION: Domingo 8 de septiembre, 16 hs.

TiempoMail-1

Hoy, celebramos.

En cinco años, Joyeros Argentinos ha crecido, se ha multiplicado, ha viajado, y sigue presente y caminando a paso firme.
De los primeros veinte pioneros a los hoy casi setenta integrantes, de nuestra primera página web a nuestro sitio referente nacional e internacional sobre la joyería contemporánea, de la sola virtualidad a la realidad concreta de muestras y concursos en Argentina y en el extranjero, hay un camino de cinco años que, con el entusiasmo que nos acompaña, sigue pareciendo sólo un comienzo.
Cinco años de trabajo colectivo, de ideas compartidas, de compromiso.
Cinco años que son mucho o poco tiempo: Joyeros Argentinos alguna vez no estuvo, aunque parezca raro; y alguna vez será mucho más de lo que hoy ya es.
Así que hoy celebramos haciendo lo que sabemos hacer, joyas; una muestra que tiene, precisamente, al tiempo como hilo conductor.

Participan de la exposición: Ana WeiszAlejandra Agusti,Marisa AlonsoLuz Arias, Iacov Azubel, Roxana Casale, Vicky Biagiola, Paula Breyter, Lucía Mishquila Brichta, María Carelli,Jessica  MorilloLeda Daverio, Jorge Castañón, Mercedes Castro CorbatNorma RinaudoLilia Breyter, Graciela Di Mónaco, Francine SchloethRoberto GalvánLaura GiustiElisa GulminelliElida KemelmanFabiana GadanoPaula Isola,Graciela LescanoAlejandra KoreckAnne Luz Castellanos,Rafael AlvarezPatricia Alvarez, Marcelo L´Evéque, Mabel Pena, Tamara Lisenberg, María Luro, Matilde Moreno Vera,Valeria Dowding, Iona Nieva, Irene PalomarMaria Pía PanzicaLaura LeytPatricia GallucciLaura RussoLudovica RiccardiNélida Ferrari LázarMaría Solórzano, Ruth Schaffer, Sandra Tamborini, Gabriela SquassiniFabiana Vodanovich,Tali Wasserman.

Acompañando la muestra, realizamos un catálogo de alta calidad con las obras participantes, que estarán a la venta desde la inauguración de la muestra, el 8 de septiembre, en la galería Arte y Parte y también a través de nuestro sitio.

Joyeros Argentinos agradece profundamente el apoyo de las siguientes empresas: FMR, Clínica Zimman, Fera Cancellieri, Nuqleo, Vilmet, Yavic, Espacio Sensitivo, Bodega Dante Robino, Taller Escuela de Rafael Alvarez, Gemstone, Milgrom, Herramientas Daniel, Memorabilia, Metales Julio, Tiegel Chocolatier, Cef Metales, Barrovitreo, Carry fornituras, Reicol Joyas.